La importancia de la «higiene del sueño»

Descanso, sueño y ritmos

Hace miles de años que somos conocedores de que los seres vivos de este planeta nos regimos por estímulos externos, como la luz y la oscuridad. De hecho, desde la noche de los tiempos nuestros ciclos y ritmos de actividad estaban supeditados a la exposición de la luz del sol, en el día, y de la tenue luz de la luna que marcaba ciclo de oscuridad en la noche, ambos producidos por la rotación de la Tierra sobre su propio eje de 24 horas. Todo esto se mantuvo hasta la aparición de la electricidad, que en cuestión de décadas iluminaría nuestras noches, generando cambios en nuestros relojes internosEl ser humano necesita dormir, siendo un hecho prácticamente inevitable. Sin embargo, no se trata sólo de dormir, es necesario un número suficiente de horas y que el sueño sea de calidad, es decir, que sea reparador y que permita restaurar el organismo para afrontar la posterior etapa de vigilia. Se podría decir que las personas que muestran una etapa de sueño satisfactoria en general tienen precisamente un estilo de vida que promueve este “buen dormir”. Estos hábitos a la hora de dormir se conocen como «higiene del sueño». ¿Quieres averiguar más? ¡Sigue leyendo!

higiene del sueño